Una nota para que te ames

Una nota para que te ames

 

A lo largo de los diferentes desafíos que la vida nos presenta, llega un punto en que el cuestionamiento social penetra nuestra mente y nos hace dudar de nosotras mismas, de nuestro ser y visión propia. Esto puede llevarnos a tener un bajón de autoestima y perder confianza. Sin embargo, en esta corta nota quiero expresar lo que pienso acerca de cómo podemos hacer la diferencia en estos momentos.

 

A menudo vemos mujeres que imponen en su caminar, que llegan a un salón e iluminan, sentimos que su confianza brota al pasar y nos impregnan a todos, y pensamos:

«Ellas nunca han pasado por momentos de duda y cuestionamiento, nacieron así, punto».

 

La realidad es otra, los momentos de debilidad, crisis, cuestionamiento, desafíos, años de prueba tras prueba, ¡nos pasan a todas las mujeres! La diferencia entre unas y otras es cómo lo afrontamos, cómo lo vemos y cómo tomamos decisiones.

 

La estrategia es enfocarnos en nosotras, subir nuestro nivel, actuar con confianza (así sintamos que nuestra autoestima está por el piso), como dicen los estadounidenses:

«Fake it until you make it»

que significa:

«Finge hasta que lo logres».

 

Finge tener un nivel de confianza único hasta que este llegue. Level up tu ser, aumenta tus estándares, pon límites a la vida, a las personas, a ti misma. Aumenta tus estándares en lo que usas, en lo que comes, en tus hobbies, en la gente que te rodea, no permitas que alguien te hable de forma incorrecta (si lo haces, date la vuelta y aléjate, o hazlo saber).

 

 

Si puedes elegir entre comer una fruta o comida chatarra super barata, no le des a tu cuerpo algo que no merece, elige la fruta; si quieres un chocolate, que sea uno de buena calidad, así te toque ahorrar por un tiempo; si algún sitio te hace sentir incómoda, no vuelvas; si el café de Starbucks no te gusta, no te sientas obligada a tomarlo para pertenecer; arréglate todos los días, vístete de la forma en la que te sientas cómoda y bonita, y luce las joyas que te hagan sentir elegante.

 

Aumenta tus estándares, comienza a darte más valor: a tu cuerpo, tu alma, tu vida. No necesitas que sea un cambio radical, paso a paso, poco a poco. Si nunca has tocado un gimnasio, empieza haciendo solo 15 minutos de ejercicio una vez por semana, y vas aumentando a lo largo de los meses, no hay prisa, la prisa solo pondrá presión en ti. Hazlo paulatinamente, pero que tu cuerpo lo sepa.

 

Y por último, escoge una frase linda que puedas usar día a día para decirte a ti misma, y repítela cada mañana y recuerda:

 

«Strong women don’t have attitudes, we have standards».

 

No Comments

Post A Comment